El hobbit

J.R.R_Tolkien
J.R.R Tolkien

Este libro tiene algo mágico, y es una narración fluida de una enorme mezcla de nombres, criaturas, monstruos, razas y lugares inventados por Tolkien, que en ningún momento te hacen sentir abrumado. Simplemente están narrados de manera tan natural que no llegas al punto de ¿de qué me está hablando?, me he perdido.

Además hay que destacar la capacidad que tenía Tolkien de describirte los lugares y los paisajes de sus libros. Aunque también es verdad que esta es una de sus mayores pegas, pero sobre todo en El Señor de los Anillos, no en el Hobbit.

El libro empieza con un desayuno. Ese desayuno con el que empieza todo es tan frustrante (si te pones en la piel de Bilbo) como gracioso, y es una de las dos maneras de presentar personajes que utiliza Tolkien en este libro que me encantan. A partir de ahí, conociendo ya a los 12 enanos, al hobbit y al mago, todo se convierte una serie de acontecimientos frenéticos que no te dejarán levantar la cabeza del libro: tienes un hobbit, enanos, trolls, elfos, trasgos, arañas, águilas, humanos, un mago y un dragón en tan sólo ¡300 páginas!. ¡Qué más se puede pedir! Pues un cambiapieles, Beorn, el hombre oso.

hobbit
Portada editada de “El hobbit”

Y aquí es donde entra la segunda presentación de los enanos, de la mano de un brillante diálogo mantenido entre Gandalf el mago y Beorn en la puerta de su casa a mitad del libro. Un diálogo incremental en el que intentan engañar al oso con el número total de enanos que viajan juntos.

El grupo que acompaña a nuestro protagonista (Bilbo Bolsón) es atacado media docena de veces antes de llegar a la montaña donde están Smaug (el dragón) y su tesoro. En cada ataque que sufren, los enemigos son criaturas diferentes, y en cada situación se salvan de las maneras más increíbles (aunque la mayoría hayáis leído o visto las películas, prefiero no dar ningún detalle).

Y no podemos olvidar que es en este libro dónde Tolkien incluyó la semilla de lo que sería El Señor de los Anillos: el Anillo Único. Un pequeño aro de oro que dio lugar a la saga fantástica más grande de todos los tiempos (que no más larga, para eso ya tenemos la Rueda del Tiempo de Robert Jordan).

En definitiva, es un cuento increíble que tanto jóvenes como adultos deberían leer al menos una vez en sus vidas. Indispensable en casi todas las bibliotecas, pero sobre todo en cada biblioteca fantástica que se precie.

Fuente: Reseña El Hobbit

4 thoughts on “El hobbit

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *